San Manuel Bueno, mártir.

La siguiente novela, más bien nivola (ensayo novelado de ideas, definido por el mismo Unamuno) llamada San Manuel Bueno, mártir de Miguel de Unamuno, es una nivola que tuve la suerte de leer allá por el año 2010 en el contexto de la asignatura de Filosofía en 1º de Bachillerato.

Recuerdo realizar una prueba escrita acerca de esta obra y tengo muy buen recuerdo de su lectura. En aquel entonces me fascinó muchísimo la capacidad de síntesis de Miguel de Unamuno para contar una historia bella y sobre todo meter temas tan importantes para el ser humano como lo son: la religión, el suicidio, el amor, la política.

Nueve años después, he vuelto a leer esta nivola y considero que ha envejecido muy bien, y en las siguientes líneas explicaré los motivos por los que me gusta tanto esta obra y qué tipo de contenido tiene, donde condensa muy bien el “sentimiento trágico de la vida cotidiana”:

Resultado de imagen de unamuno imagenesFuente: El País.

La estructura de la novela está estructurada en tres partes claramente diferenciadas:

Introducción, donde la narradora Ángela Carballino nos presenta a los diferentes personajes de la novela, centrándose especialmente en las dos figuras claves de esta obra: su hermano Lázaro, y el protagonista, San Manuel Bueno, párroco de la localidad de Valverde de Lucerna.

Nudo, parte donde se centra el grueso de la historia, cómo es y cómo actúa don Manuel, a qué se dedica en el pueblo, el porqué es una persona tan importante y tan especial, la llegada de Lázaro al pueblo tras sus años en América, el contraste que hay entre los dos personajes que se verá a lo largo de la obra, y cual es su desenlace.

Epílogo, el mismo Miguel de Unamuno se dirige al lector y le cuenta cómo llegó el escrito de Ángela Carballino, mezclado con hechos y sentimientos, y explica al lector una de sus ideas clave: no importa la palabra, sino los hechos.

Resultado de imagen de agnus dei zurbaranFuente: Museo del Prado.

Con respecto a los temas más recurrentes e interesantes tenemos los siguientes:

El tema principal del sentimiento trágico de la vida cotidiana y el que más expuesto está en la nivola es el de la religión. Estamos ante don Manuel, un párroco que se dirige constantemente a los feligreses, está constantemente hablando con todos los habitantes del pueblo, sabe sus vidas, sus inquietudes y está constantemente pendiente que sigan creyendo en la palabra de Dios y en el dogma católico. Hay varios extractos que reafirman esta idea.

-Lo primero -decía- es que el pueblo esté contento, que estén todos contentos de vivir. El contentamiento de vivir es lo primero de todo. Nadie debe querer morirse hasta que Dios quiera.

Yo estoy para hacer vivir a las almas de mis feligreses, para hacerlos felices, para hacerles que se sueñen inmortales y no para matarlos. Lo que aquí hace falta es que vivan sanamente, que vivan en unanimidad de sentido, y con la verdad, con mi verdad, no vivirían. Que vivan. Y esto ha de la Iglesia, hacerlos vivir. ¿Religión verdadera? Todas las religiones son verdaderas en cuanto hacen vivir espiritualmente a los pueblos que las profesan, en cuanto les consuelan de haber tenido que nacer para morir, y para cada pueblo la religión más verdadera es la suya, la que ha hecho. ¿Y la mía? La mía es consolarme en consolar a los demás, aunque el consuelo que les doy no sea el mío»

Don Manuel dedica toda su vida a hacer felices a sus feligreses a través de la religión, sin embargo él no cree, pero aun así considera que tiene que engañar a los suyos para que no tengan angustia y sean felices. Con todo lo que ello conlleva.

La contra-parte en el asunto religioso es Lázaro, el hermano de Ángela, que regresando de su periplo por América adopta todas las ideas progresistas de finales del siglo XIX. Siento un chico que demuestra que no cree en Dios, que le repugna toda clase de religión y que tiene una línea política marcadamente progresista. En el momento que Don Manuel y Lázaro hacen amistad, la novela cambia radicalmente el rumbo, hasta el momento que ambos terminan falleciendo en un periodo corto de tiempo.

Y Lázaro, acaso para distraerle más, le propuso si no estaría bien que fundasen en la iglesia algo así como un Sindicato católico agrario. -¿Sindicato? -respondió tristemente don Manuel-. ¿Sindicato? Y ¿qué es eso? Yo no conozco más sindicato que la Iglesia, y ya sabes aquello de «mi reino no es de este mundo». Nuestro reino, Lázaro, no es de este mundo…

Deja eso, eso no nos concierne. Que traen una nueva sociedad, en que no haya ya ni ricos ni pobres, en que esté justamente repartida la riqueza, en que todo sea de todos, ¿y qué? ¿Y no crees que del bienestar general surgirá más fuerte el tedio de la vida? Sí, ya sé que uno de esos caudillos de la que llaman la revolución social ha dicho que la religión es el opio del pueblo. Opio…, opio… Opio, sí. Démosle opio, y que duerma y que sueñe.

La novela está muy bien porque sintetiza y condensa en 60 páginas la importancia que ha tenido la religión en España, explica de forma muy concreta pinceladas del siglo XIX español sobre todo con la emigración de Lázaro, las nuevas ideas revolucionarias, ese choque latente entre progresismo y tradición.

Después de tanto tiempo, siempre es bueno volver a ella y dejarte introducir en el pueblo de Valverde de Lucerna.

 

Karl Marx y la España revolucionaria

Karl Marx ha sido uno de los filósofos y escritores más importantes del siglo XIX, y también de la Historia, ya que su teoría del materialismo histórico y de la dialéctica, la plusvalía, la teoría del valor-trabajo, son aspectos que siguen presentes en la actualidad, y fueron decisivos durante todo el siglo XX, a causa de los diferentes levantamientos obreros y el triunfo de la Revolución bolchevique de 1917.

Karl Marx en 1861. IMAGEN: Archivo Marx-Engels.

Sin embargo, en este artículo voy a hablar acerca de España. De los 9 artículos que escribió sobre nuestro país el filósofo alemán en el periódico New York Daily Tribune entre el 9 de septiembre de 1954 al 23 de marzo de 1855, en los que dentro del contexto del Bienio Progresista (1854 – 1856, tras el triunfo de la Vicalvarada, pronunciamiento iniciado por O´Donnell el 28 de junio de 1854) opina acerca de las diferentes revoluciones que ha habido en España, centrándose principalmente en el recorrido que va desde 1807 con la entrada de las tropas napoleónicas en la península por el Tratado de Fontainebleau hasta el año 1823 con la llegada de los Cien Mil Hijos de San Luis y el fin del Trienio Liberal.

En el Artículo 1 aborda toda la historia revolucionaria previa a la Guerra de Independencia, comentando todas las insurrecciones de la Edad Media: los levantamientos de la aristocracia castellana contra Juan II y Álvaro de Luna primero, y los levantamientos contra Enrique IV y Juan de Pacheco. También los levantamientos en plena Edad Moderna contra los condes de Oropesa y Melgar en pleno reinado de Carlos II. Todos estos levantamientos tiene un componente en común, la repulsión hacia una camarilla, la misma Vicalvarada es un pronunciamiento contra la camarilla del conde de San Luis. Termina hablando del levantamiento de los comuneros en Villalar y como al final el rey Carlos I terminó debilitando a nobles y ciudadanos.

El Artículo 2 trata sobre el comienzo de la Guerra de Independencia española. Mencionando hechos notorios como el Motín de Aranjuez el 17 de marzo de 1808, la creación de las dos facciones en el pueblo español: los afrancesados y la nación. Termina con la creación de las Juntas Provinciales como gobierno propio ante el vacío de poder tras la marcha de los reyes a Bayona. La Batalla de Bailén fue la gran victoria española de estos primeros meses.

Los Artículos del 3 al 5 tratan el recorrido que tienen las Juntas Provinciales hasta que se forma la Junta Central, su proceso y finalmente el fracaso de la misma. Se comienza tratando las diferentes perspectivas que tenían tanto Floridablanca como Jovellanos, y sobre todo las grandes diferencias que hubo entre las Juntas Provinciales (Valencia, Sevilla, La Coruña) y los diputados reunidos en la Isla de León, la primera “acción sin ideas” y la segunda “ideas sin acción”. En el final del capítulo, Karl Marx explica el porqué del fracaso de la Junta Central: “La Junta Central fracasó en la defensa de su país, porque fracasó en su misión revolucionaria”.

El Artículo 6 es uno de los más importantes del libro, ya que se centra exclusivamente en las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812, con todo su articulado y la comparación con la Constitución francesa de 1791, desmintiendo que la Pepa fuera una burda copia del texto jacobino.

Examinando, pues, más de cerca la Constitución de 1812, llegamos a la conclusión de que, lejos de ser una copia servil de la Constitución francesa de 1791, era un producto original de la vida intelectual española que resucitaba las antiguas instituciones nacionales, introducía las reformas reclamadas abiertamente por los escritores y estadistas más eminentes del siglo XVIII y hacía inevitables concesiones a los prejuicios del pueblo.

Karl Marx, resalta adecuadamente el contexto en que se realiza la Constitución de 1812, el hecho de ser una carta magna para todos los españoles de ambos hemisferios, el intento de cimentar una nueva España como nación política, término que comienza a partir del siglo XIX con las olas revolucionarias de 1820, 1830 y 1948, tras la primera construcción al inicio de la invasión musulmana en las montañas de Covadonga y Sobrarbe (en referencia al origen de las Coronas de Castilla y Aragón).

Habla de los 334 artículos y diez títulos, lo más destacado es la recogida de los principios como: la separación de poderes, la soberanía nacional, el sufragio universal e indirecto, unicameralismo representado en la Cámara de Diputados, el juramento de la Constitución por parte del rey, la libertad de imprenta, la creación de ayuntamientos para el gobierno de ciudades y municipios, el servicio militar obligatorio, la supresión de los regímenes señoriales, la abolición de los diezmos y la inquisición. En América, la abolición de las mitas, los repartimientos, la prohibición del comercio de esclavos, etc.

Y como afirma muy bien Karl Marx, la Pepa no es más que “la reproducción de los fueros antiguos, pero leídos a la luz de la Revolución Francesa y adaptados a las demandas de la sociedad moderna”.

Los artículos del 7 al 9, son una recopilación del fracaso de la Constitución de Cádiz, con la correspondiente vuelta de Fernando VII al trono y las independencias Hispanoamericanas. También aborda el Trienio Liberal (1820 – 23), con el pronunciamiento de Rafael del Riego y todos los problemas que tuvo el periodo político en España.

Marx explica la diferencia entre los sectores liberales que había en Cádiz: serviles, liberales y americanos. Estos sectores pasarán a ser dos durante todo el siglo XIX, en el reinado de Isabel II, que serán los llamados moderados y progresistas.

Otro aspecto a destacar fue el envió de militares a América, los llamados ayacuchos, también los militares peninsulares que dieron sus pronunciamientos a lo largo del Sexenio absolutista: Vidal, Lacy, Porlier, Richart, Espoz y Mina, y el triunfante en Cabezas de San Juan de Riego en 1820.

Karl Marx, entendió muy bien la tradición y la idiosincrasia española como se puede apreciar en este extracto:

La Constitución de 1812 llevaba fuertemente impreso aquel mismo sello de impracticabilidad […] son impracticables por su naturaleza constitucional. Están fuera de lugar en la época constitucional por hallarse impregnadas de grandes ilusiones, inseparables del nacimiento de la regeneración social.

La Constitución de 1812 pretendía culminar la revolución. España, el día anterior un despotismo oriental, iba a ser, al día siguiente, una democracia con un monarca a su cabeza. Tales cambios repentinos son muy propios de la historia de España. 

En 1854, el pueblo español apoyó a Espartero, con quien ya habían terminado en 1843. En 1814, Fernando VII, puso fin a la revolución negándose a jurar la Constitución de Cádiz. El año 1820 comenzó forzándole a prestar juramento a esa misma Constitución.

En España todos los partidos, con igual obstinación, arrancan de cuajo todas las páginas del libro de su historia nacional que no hayan escrito ellos mismos. De ahí esos cambios repentinos, esas monstruosas exacciones y esas interminables e interrumpidas contiendas. De ahí, también, esa indeleble perseverancia que puede ser derrotada pero nunca desalentada ni disuadida.

Para acabar lanza una feroz crítica hacia Fernando VII, tildándole de “cobarde, despótico, un tigre con corazón de liebre”.

Conclusiones: me ha parecido una muy buena obra de Karl Marx, muy alejada de sus principales obras como puedan ser “El Capital”, “la Comuna de París” o “El manifiesto comunista”.

Esta obra de La España revolucionaria es un testimonio histórico de primera mano y muy útil para comprender cómo fue la primera revolución liberal de la historia de España, en qué contexto de desarrolló y por qué fracasó. Además deja las claves del turbulento siglo XIX que fue el español, con muchos cambios de Constitución, con la inestabilidad de los regímenes políticos, con el inicio de nuestro guerracivilismo tan característico.

Considero que el autor ha entendido muy bien la historia y las particularidades que tiene España como nación, y sobre todo es muy útil para cualquier persona interesada en la historia de España, y sobre todo a los que se autodenominan marxistas y tienen el odio inoculado hacia España.

PortadaImagen: Alianza Editorial.
  • Colección: El libro de bolsillo>Historia.
  • Publicación: 15 de mayo de 2014
  • Precio: 9,50 €
  • I.S.B.N.: 978-84-206-8735-3
  • Código: 3404435
  • Formato: Estándar, Papel
  • Tamaño: 12 x 18
  • Páginas: 200

 

Siempre tuya, Teresa.

El recuerdo más lejano que coincide con la primera vez que escuché sobre esta obra fue en 4º de ESO. Estábamos en la clase de Lengua y Literatura viendo por encima los autores más representativos de la Posguerra española. La profesora de aquel entonces nos mandó leer “La plaza del diamante”, a mí me tocó hacer una breve sinopsis sobre la obra “Últimas tardes con Teresa” de Juan Marsé. El único recuerdo que tengo de aquel momento fue que tenía 15 años, muy pocos conocimientos de política y realidad social y sobre todo, que me hizo mucha gracia el calificativo de Pijoaparte.

Juan Marsé, en Barcelona en 1982.imagen: PILAR AYMERICH

Sin embargo, en el contexto actual del año 2019, con el problema que hay en Cataluña con el soberanismo, con una sociedad fragmentada en la cuestión territorial. Me dio por aventurarme con las características sociales de Barcelona, y me decidí por esta novela.

La novela comienza en la verbena de la Fiesta Mayor a finales de septiembre. Marsé nos describe un escenario de transición entre el verano y el otoño, esas noches donde ya hay que ponerse ropa de fresco, donde el viento hace acto de presencia y se lleva tras de sí toda la serpentina y el confeti de la fiesta. La pareja en cuestión pasea dada de la mano, abrazada y van a montar hacia el Floride Blanco el verano ha terminado y con él una sensación de desasosiego, de tristeza implícita.

Marsé en esta obra nos explica como narrador omnisciente y en 3ª persona. En la narración expresa los diálogos entre los personajes y sus pensamientos y sentimientos. Una característica es entremezclar descripciones de lugares y ambientes dentro de la trama de los personajes.  El lenguaje es muy irónico, y muy dialéctico, en la obra podemos apreciar los dos mundos contrapuestos representados por Teresa y el Sant Gervasi, barrio burgués de Barcelona; y por Manolo el Pijoaparte y el Montecarmelo, barrio obrero, marginal, con altos índices de delincuencia. Por ello mismo, la madre de Teresa afirma “El Montecarmelo es algo así como El Congo, un país remoto e infrahumano, con sus leyes propias, distintas. Otro mundo”

Conforme el relato va avanzando, Marsé nos sumerge en una multitud de escenarios emblemáticos como: El Bar Delicias, el Parque Güell, Blanes y sus playas… Marsé nos muestra perfectamente esa Barcelona de los años 60, con el recuerdo de la Guerra Civil y el hambre, los movimientos estudiantiles de la universidad, la convivencia entre catalanes y charnegos.

Resultado de imagen de bar delicias juan marséIMAGEN: MIQUEL CARTISANO

Respecto a la estructura de la novela, está claramente diferenciada en tres partes, que procedo a comentar en las siguientes líneas:

1ª parte: Marsé nos presenta al Pijoaparte, como se cuela en la noche de San Juan en una fiesta del Sant Servasi. Allí intentando ligar con esa pose de chulo, matón y persona sin escrúpulos, trata de enamorar a Teresa. Sin embargo, termina haciendo lo propio con Maruja, la sirvienta andaluza de la familia. Terminan quedando días posteriores, y ella le da plantón. Un buen día, cuando va a la playa con su colega Bernardo Sans y las respectivas chicas, termina encontrándola de casualidad. A partir de ahí, comienzan a tener escarceos amorosos, mientras Manolo se cuela de noche a la casa de Teresa.

Mientras sucede toda la trama amorosa de Maruja y Pijoaparte, Marsé nos cuenta como Manolo es de origen granaíno, su madre era sirvienta de una pudiente familia extranjera, y tuvo que ir a Barcelona en busca de una vida mejor detrás de su hermano mayor. En Barcelona, Manolo conoció a El Cardenal, el dueño de un taller, donde el Pijoaparte siempre le llevaba todas las motocicletas que robaba por la calle.

Al final del episodio, estando Maruja con Pijoaparte, ella tiene un desvanecimiento y Manolo huye de allí despavorido.

De su diario trato con el hambre le quedó una luz animal en los ojos y una manera especial de ladear la cabeza que sólo los imbéciles confundían con la sumisión. Muy pronto conoció de la miseria su verdad más arrogante y más útil: que no es posible librarse de ella sin riesgo de la propia vida. Así, desde niño necesitó la mentira lo mismo que el pan y el aire que respiraba.

2ª parte: esta parte comienza con el ingreso en el hospital de Maruja, a causa de una conmoción cerebral al escurrirse en el barco de Teresa y darse en la cabeza. Es a partir de aquí donde conocemos un poco más la vida de Maruja y de Teresa. Marsé nos presenta a Luís Trías de Giralt, un pequeñoburgués con aires de falso progresismo, el cabecilla de todas las manifestaciones estudiantiles pero con un problema de autoestima muy grande, lo que le lleva a fracasar en sus citas con Teresa.

En las visitas al hospital, donde está ingresada Maruja, Teresa y Manolo coinciden. También aparecen allí los padres de Teresa, hombres de la alta burguesía catalana de toda la vida, muy orgullosos de su condición y con mucha presencia. Es en esos encuentros en los que Teresa y Manolo comienzan a hablar con más asiduidad y conocerse.

En este capítulo conocemos a la sobrina de dieciséis años de El Cardenal, Hortensia también conocida como la Jeringa. Es en este episodio, cuando Manolo tiene que pedir prestado dinero a El Cardenal y su sobrina para poder pagar en las citas con Teresa.

Estas citas comienzan en el Bar Delicias, y se van sucediendo por muchos lugares emblemáticos de Barcelona como la cima del Montecarmelo o la playa de Blanes. El primer beso se produce en la playa.

Con sorpresa no menos deleitosa que la producida por esa boca que se afanaba sobre la suya, y a la que no podía dejar de seguir en sus atrevidas evoluciones, notó sobre el pubis el estómago de ébano, y con las mejillas arrebatadas, sintiendo crecer una repentina vida en los brazos, levantó las manos y cogió la cabeza de Manolo, restregando sus cabellos con una ternura desesperada: sus primeros besos, lo mismo que sus primeros pasos por el resistencialismo universitario, fueron atrozmente desquiciados, fundamentalmente histéricos.

El episodio acaba en en el hospital, cuando Teresa presenta a su amiga Leonor a Manolo, de ahí irán directamente al bar Saint-Germain.

3ª parte: esta última parte comienza en el bar Saint-Germain donde Manolo conoce a los amigos de Teresa. La velada acaba fatal, ya que Manolo le propina un bofetón a Luís Trías de Giralt por su grosería.

Pero la juventud muere cuando muere su voluntad de seducción […] ¿Qué otra cosa podía esperarse de los jóvenes universitarios en aquel entonces si hasta los que decían servir a la verdadera causa cultural y democrática del país eran hombres que arrastrarían su adolescencia mítica hasta los cuarenta años? Con el tiempo, unos quedarían como farsantes, y otros como víctimas, la mayoría como imbéciles o como niños, alguno como sensato, generoso y hasta premiado con futuro político, y todos como lo que eran: señoritos de mierda.

La trama continuó con la escena de Teresa, con todos los maleantes del Salón Ritmo. La paliza que le propina Manolo a su amigo Bernardo, ya hecho un adefesio y enemistado con su mujer. Teresa termina descubriendo todas las mentiras que le contó Manolo sobre Bernardo y su vida. En ese espacio, Teresa presenta unos amigos de la familia para que Manolo encuentre trabajo y mejore su condición laboral y social, sin embargo, todo se precipita…

Al final de la novela, Maruja termina falleciendo. Teresa es llevada a la casa de Blanes e impedida por sus padres de ver a Manolo. Ella le envía una carta a Manolo explicándole todo lo que siente y padece, para nosotros, sin duda es un testamento, una carta de pura rendición. El siguiente pasaje es desolador:

Sé rebelde, orgulloso y atrevido hasta la muerte. Una noche soñé que te veía bajo los pinos, mirando mi terraza, una noche que viniste a ver a Maruja. ¿Nunca te fijaste en lo bonita y frondosa que está la hiedra? Me paso las noches en vela, con mis pensamientos y mi fiebre de ti, amor, mientras esta familia aburguesada y cursi a la que me avergüenzo de pertenecer, duerme. Siempre tuya. Besos. Teresa.

En la escena final, Manolo vuelve a la carga a pedir dinero al Cardenal, él lo rechaza, y la Jeringa también, el problema que cuando ya se marcha, ella lee el contenido de la carta. Manolo robó en el camino una Ducati, y mientras acaricia el faro cromado de la motocicleta, evocando todos los recuerdos y anhelos con Teresa, termina siendo arrestado por la policía por robo y allanamiento, la Jeringa le había delatado.

Tras pasar dos años encerrado en la cárcel, Manolo sale y queda con Luís Trías. Él le cuenta que Teresa sabía lo de su encarcelamiento, pero que no le dio la más mínima importancia. Al final ella acabó sus estudios universitarios, perdió la virginidad con un compañero de clase y siguió con su vida. Así termina esta maravillosa novela.

Resultado de imagen de oriol maspons ultimas tardesIMAGEN: ORIOL MASPONS

Esta obra ha sido una de esas que terminan marcándote. Como sabes en plena lectura que este amor está condenado al fracaso, por los dos mundos antagónicos. Es un amor que nada tiene que ver con la carne, sino con las aspiraciones a una vida mejor, es un amor condenado, un cuento de hadas de muy poca duración, un amor fugaz y pasajero y como tal muy intenso.

Marsé hace una descripción minuciosa y muy acertada de la Barcelona de la época, y es una descripción adaptable a nuestros días. Como muchos de estos charnegos terminan haciéndole el juego a la burguesía catalana, mientras son utilizados como carne de cañón. Y como esta burguesía tan adelantada y cosmopolita, es lo más reaccionario que existe. Sin duda estamos ante una obra maestra de la literatura.

La trampa de la diversidad

Todo comenzó en el verano de 2018, leyendo en Twitter a raíz de las polémicas que suscitó desde el entorno de la izquierda política en España. Cuando me di cuenta pensé “si ha causado tanto revuelo tiene que ser interesante”.

duypc7twsaawnp8

Durante todos estos años atrás me he preguntado a mí mismo el papel que a día de hoy tiene la izquierda política en nuestro país, el porqué de los continuados fracasos electorales desde 2011 a esta parte (salvo el 2015 en los ayuntamientos de las grandes ciudades), cómo es posible que teniendo un gobierno progresista todavía no se haya derogado la Ley Mordaza o la Reforma laboral, la falta de soluciones a la problemática del alquiler o el encarecimiento de la energía. Cuál es la razón de que mucha gente de clase trabajadora se niegue a votar en cualquier tipo de comicios, etc. ¿Por qué desde la caída del Muro de Berlín y la disolución de la URSS no ha habido un proyecto serio en la defensa de los trabajadores?

Fueron todos esos interrogantes los que me llevaron a leer la novela de Daniel Bernabé “La trampa de la diversidad”. En esta obra el autor realiza un muy bien análisis del activismo y de las identidades de la izquierda dentro del contexto en el que vivimos: un contexto de globalización y capitalismo salvaje. La respuesta ante estos grandes problemas han sido las guerras culturales, participar en un mercado de identidades donde permanece la búsqueda de la satisfacción personal e individual, la acción de despojarse de una conciencia de clase trabajadora para alcanzar una falsa identidad de clase media.

El autor afirma, que todas estas luchas han pasado a un plano simbólico, cuando todas ellas son necesarias si hay conciencia de clase, se tiene en cuenta el aspecto transformador, y ello está relacionado con la economía.

Toda lucha por la diversidad que no tenga un pie en lo material, que no piense cómo articular sus reivindicaciones hacia cuestiones económicas, es susceptible de ser apropiada por socioliberales, utilizada como cuña y parapeto por los ultras, y sobre todo, ser manejada por el neoliberalismo para sus intereses. 

Además del terrreno económico y simbólico, realiza un análisis de cómo la ultraderecha ha conseguido espacio en el terreno político, y cómo desde la izquierda no ha habido una línea a seguir para frenar todo el discurso fácil de odio al inmigrante pobre y el nacionalismo y la bandera como señas de identidad.

La propuesta de la ultraderecha es enfrentar al trabajador, hombre, blanco, nacional, contra otros trabajadores: extranjeros, que pertenezcan a una minoría o supongan una supuesta amenaza contra la unidad de su familia. Así el inmigrante es quien la quita el trabajo, no el empresario que despide masivamente a los obreros con derechos para reemplazarlos por otros bajo una legislación laboral leonina. 

La obra también habla sobre temas culturales donde podemos ver ejemplos de la trampa de la diversidad. Por ejemplo, como a partir de los años 80 con los sucesivos gobiernos de Ronald Reagan en EEUU y de Margaret Thatcher en Reino Unido fueron desmantelando todo el sistema de bienestar que se construyó en la época de Posguerra, como comenzaron la privatización de empresas públicas y sobre todo como fue la clase trabajadora perdiendo la preponderancia hasta la actualidad, que prácticamente en la política es residual.

Ejemplos como la deconstrucción de Frida Kalho, como en las series estadounidenses están todos los perfiles de personaje: el gay, el negro, la hippie… sin embargo nunca está en trabajador explotado por su empresa. También los ejemplos del tipo de televisión que tenemos hoy con programas como Operación triunfo Master Chef donde no se habla de música o cocina, donde no hay ningún aspecto constructivo, todo es competición y falsa meritocracia.

Un aspecto que echo en falta en la obra es el relacionado con los nacionalismos, sobre todo en España. Como por ejemplo en Cataluña, el Procès, ha servido para desarticular a gran parte de la clase trabajadora a ser carne de cañón para la burguesía catalana.

Finalmente, y es la parte que más me gusta del libro, da unas claves dentro del análisis del que podía ser un punto de partida para al menos, revertir esta situación tan fatídica y con tanta falta de esperanza.

Quizá sea el momento de recuperar dos palabras: acción colectiva. Lo primero que hay que empezar a pensar es cómo sacar a las luchas de la diversidad su tendencia de atomización, el fraccionamiento y el individualismo. No necesitamos más victimización, agitación de la condición de ofendidos, ni deconstrucción de opresiones, necesitamos análisis sobre la explotación y las discriminaciones, medirlas, comprobar sus relaciones con el ámbito de lo real.

Este libro me ha servido para tener más conciencia de clase, para analizar mejor el mundo que me rodea y sobre todo me ha gustado mucho porque hiere, da donde más duele y hace reflexionar. Además tiene lo bueno de ser un libro breve y fácil de leer, un libro en el que se aprenden muchos conceptos y referencias culturales. Lo recomiendo a todo el mundo, sobre todo a aquella persona que se considere progresista o de izquierdas, es fundamental.

El hombre que amaba a los perros

La novela del escritor cubano Leonardo Padura, galardonado con el Premio Princesa de Asturias en 2015, titulada “El hombre que amaba a los perros” llegó a mis oídos en el verano del 2017 en la ciudad de Budapest. Ese día estaba disfrutando de un baño placentero en las Termas Széchenyi y tuve la fortuna de conocer a José y Carmen, una pareja de cubanos encantadora, con la que tuve el placer de hablar de muchísimos temas y de ahí me recomendaron esta novela que voy a comentar, lo cual agradezco enormemente.

Resultado de imagen de el hombre que amaba a los perros

Esta novela única está formada por lo que podríamos considerar que son tres novelas que forman un conjunto: la vida del político Liev Davídovich “Trotsky” desde su destierro de la URSS, las vicisitudes del agente del GPU-NKVD Ramón Mercader y los sucesos del escritor Iván Cárdenas Maturell, alter ego del autor Leonardo Padura.

En el relato encontramos coincidencias entre los 3 personajes protagonistas de la misma:

La tragedia: los tres personajes están marcados por la tragedia personal.

Trotsky, compañero principal de Lenin en la Revolución de Octubre de 1917, fundador del Ejército Rojo, entre otros méritos en la consecución del primer Estado socialista. Fue desterrado primero a Kazajistán, pasando por Estambul, de ahí a París, Noruega y finalmente México. Es la huida de un personaje que fiel a su concepto de revolución permanente que desde el exilio tiene que luchar contra un sin fin de enemigos que quieren acabar con él. Vive la muerte de sus hijos Liova, tras su operación de apendicitis, Zina, se ahorca en Berlín tras sufrir tuberculosos, Seriozha, metido en un campo de prisioneros… vive el intento de asesinato en México y finalmente es asesinado el 20 de agosto de 1940 a manos de Ramón Mercader armado con un piolet.

Por eso, cuando lo veía jugar en el patio con Azteca, sentía un gran dolor por el destino, que sin proponérselo, le había dado. Resultaba irónico que él hubiera luchado por fundar un mundo mejor y que a su alrededor sólo hubiese conseguido generar dolor, muerte, humillación. 

Ramón Mercader, agente del GPU, reclutado tras una conversación en la Sierra de Guadarrama con su madre Caridad Mercader y un entrenamiento concienzudo en Rusia. Fue una persona con múltiples identidades: Soldado 13, Jacques Mornard, Frank Jacson, Roman Pavlovich… su destino estuvo marcado desde el principio, con la influencia de su madre con ese sabor  a anís, el síndrome de Edipo que dicen que tenía y sobre todo por las estrictas órdenes del partido. Al final le perseguirá para siempre ese asesinato con alevosía a Trotsky, sus gritos y la cicatriz que le deja en el momento del acto, la experiencia de 20 años encerrado en la cárcel sin poder desvelar su identidad. Hasta que termina siendo un apestado en la URSS, con sus correspondientes condecoraciones pero sin poder disfrutar de su ansiado retiro en Empordà.

Tú no tienes que entender nada. Ya te lo dije: Stalin tiene sus razones, y nosotros, el deber de la obediencia…

Por cierto, ¿cuántas veces has oído en estos días la palabra obediencia?

– No sé, varias.

– Y la volverás a oír mil veces, porque es lo más importante. Después le siguen la fidelidad y la discreción. 

Iván Cárdenas, de escritor frustrado a veterinario. La vida condicionada por el férreo régimen de Cuba en plena Guerra Fría. La suya es la tragedia de su separación con Raquelita, la muerte de sus padres y de su hermano William, condenado por la sociedad por el hecho de ser homosexual y a quien Iván no acompañó en los momentos más difíciles, la muerte de su segunda mujer Ana por cáncer de huesos, los encuentros con Jaime López “el hombre que amaba a los perros” alter-ego de Ramón Mercader, sus constantes problemas con la bebida durante etapas puntuales de su vida.

Aun teniendo parte de razón (yo era un infeliz: un no feliz), en sus descargas de odio Raquelita sufría una traición de la semántica: más que un perdedor, yo era un derrotado, y entre uno y otro estado había – hay, siempre habrá- un abismo de connotaciones e implicaciones. 

El título del libro El hombre que amaba a los perros hace referencia a Jaime López, personaje con el que Iván Cárdenas tiene los encuentros en la playa de La Habana y que le cuenta todo lo que pasó con Trotsky y Ramón Mercader. Aunque este título se podría emplear en los tres protagonistas de la novela, ya que los perros tienen una importante simbología, sobre todo por su principal virtud: la fidelidad.

Trosky, durante toda la novela está acompañado de su inseparable compañera borzoi Maya, perra que terminará muriendo durante su exilio en Prínkipo (Estambul) y que el político ruso terminará enterrándola como si de un camarada se tratase. El cariño de Liev Davídovich hacia el animal es tal, que en su exilio exigió a las autoridades soviéticas que no iba a marcharse sin su acompañante. El otro perro destacado en el entorno de Trotsky es el perro Azteca. Este perro era de su nieto Sieva, Trostky se lo regaló y son numerosas las apariciones del niño y el animal correteando por la casa de Ciudad de México.

Resultado de imagen de trotsky perros

Ramón Mercader al principio del libro, cuando su madre Caridad le recluta, está acompañado de un perro durante la Guerra Civil en la Sierra de Guadarrama, justo cuando parten de allí Caridad acaba con ese perro de un disparo. Ya siendo Jaime López, tras los 20 años de cárcel, finalmente Ramón Mercader en su retiro de La Habana pasea por la playa a sus dos borzois: Ix y Dax. 

perros3

Iván Cárdenas termina conociendo a su segunda pareja, Ana, en el momento en que ella lleva a su poodle Tato a la consulta veterinaria del escritor. El mismo consigue sanar al perro y de ahí comenzaría su noviazgo que duraría hasta la muerte de Ana. Entre media Tato muere a los 16 años y terminan adoptando a un perro callejero que terminan llamado Truco. Este es el perro que siempre acompañará a la pareja y que morirá junto a Iván al final del libro.

Resultado de imagen de leonardo padura

Estamos sin duda ante una obra muy completa, con muchísimo rigor histórico y gran dramatismo que hacer tener al lector pendiente de todo lo que ocurre aun sabiéndolo previamente. El capítulo previo al asesinato mantiene la tensión desde principio a fin. La novela está muy bien estructurada y los personajes bien definidos, se consigue empatizar con todos ellos por sus tragedias personales.

También muestra la perversión de la utopía, los episodios más negros del comunismo, como nuestros protagonistas al fin y al cabo son personas que se mantienen fieles a sus principios e intentan hacer de un mundo mejor pero que al final se topan con la realidad más dura y como su destino ya estaba marcado y definido. La conclusión final es que todo acaba en un fracaso, con todo lo que ello conlleva.

Rendición

Resultado de imagen de ray loriga rendicion

Una guerra en la que no sabemos cómo se produjo, ni en qué lugar, no sabemos quienes son los buenos y los malos, tampoco sabemos las causas… lo poco que sabemos acerca de esta guerra es que siempre afecta a los más inocentes, los que no han hecho nada para que se produzca. Sin embargo, la guerra ha asolado todo lo que ha pillado a su paso, lleva durando una década y no tiene pinta que vaya a acabar.

En este contexto vivía él con ella y con su hijo Julio, que en realidad no es hijo pero le han adoptado pero que consigue paliar el vacío dejado por los dos hijos que se han ido como soldados a la guerra: Augusto y Pablo. De los que el matrimonio no tiene noticias desde que marcharan al frente.

El matrimonio vivía felizmente en la comarca, ella de familia refinada y siendo muy culta se encargaba de las tareas del hogar, él personaje que pasó de criado a esposo de la dueña del lugar, analfabeto, se encargaba de la caza y del mantenimiento de los jardines, de cuidar las plantas con las que obtenían los alimentos.

Así pues, tras las fatalidades de la guerra y siendo unos refugiados les van a llevar a la ciudad transparente, un lugar donde no hay olores, donde todo es de dominio público, donde todo el mundo ve a todo el mundo porque todo es transparente, no existe la intimidad, ni los secretos, ni si quiera existe el miedo porque los habitantes del lugar siempre están alegres y además de todo eso, todo está controlado.

Resultado de imagen de ray loriga rendicion “Nuestro optimismo no está justificado, no hay señales que nos animen a pensar que algo puede mejorar. Crece solo, nuestro optimismo, como la mala hierba, después de un beso, de una charla, de un buen vino, aunque de eso ya nada nos queda”

Él, es nuestro narrador, nos cuenta en primera persona todo lo que ve antes sus ojos y además las reflexiones al respecto de todo lo que ve. Nos cuenta como era su vida siendo capataz en la comarca, la manera en que contrajo matrimonio con ella, sus hijos soldado, el nuevo miembro de la familia Julio, el desasosiego de tener que quemar su casa y emprender el exilio al nuevo hogar: la ciudad transparente.

El jurado del Premio Alfaguara de novela 2017 premió a “Rendición” como «una historia kafkiana y orwelliana sobre la autoridad y la manipulación colectiva, una parábola de nuestras sociedades expuestas a la mirada y al juicio de todos. A través de una voz humilde y reflexiva con inesperados golpes de humor, el autor construye una fábula luminosa sobre el destierro, la pérdida, la paternidad y los afectos. La trama de Rendición sorprende a cada página hasta conducirnos a un final impactante que resuena en el lector tiempo después de cerrar el libro.»

La novela mediante el empleo de una fábula, trata temas como: la delación, el exilio, el desasosiego, la pérdida, la falta de adaptación, la autoprofecía cumplida, la falta de fe… Pero ante todo, principalmente la obra es un canto a condición humana en sí misma: la rebeldía, el experimentar emociones, en desconfiar de la felicidad, en no ser conformistas y acomodados que aceptamos nuestro destino.

La ambientación, de una ciudad transparente en la que no existe la dignidad de las personas, en la que simplemente hay personas alienadas y donde predomina la opacidad en lo transparente recuerda mucho a las novelas de “Ensayo sobre la ceguera” de José Saramago y “1984” de George Orwell, además del estilo en que se narra la novela.

También hay toques de humor, como el chiste de la mujer, el abogado y el caballo que aparecen en la cama. Los alusión de sensaciones a objetos: la ducha y la cristalización, la cerveza y el esparcimiento, etc.

La fábula está dividida en tres partes: exilio, la ciudad transparente y el retorno a los orígenes.

¡A partir de aquí se revelan elementos claves de la trama!

En la primera parte, él nos narra lo azarosa que fue la huída, todos los imprevistos que tuvieron y las penurias que pasaron para llegar a la ciudad transparente.

En la segunda parte, a él lo contratan como conductor de excrementos que no huelen, ella trabaja en una biblioteca y Julio va a la escuela donde descubren que es un niño con altas capacidades. Ya en la ciudad transparente vemos que él no logra nunca adaptarse a la misma, además tiene que sufrir la ira de sus compañeros por ganar torneos de ping pong y en medio de todo eso sufre la pérdida de su mujer, que termina enamorándose de un compañero de trabajo que es totalmente repelente.

En la tercera parte, él decide marchar de la ciudad, de la que nunca se ha sentido cómodo y decide volver a la devastada comarca, donde finalmente recibe el fatal destino, asesinado con una ballesta por manos de su hijo Julio.

De esta manera, tenemos una novela corta, sencilla de leer y que tiene muchísimas conclusiones que sacar de la misma. Por lo tanto considero muy recomendable su lectura.

“Si la miro tanto es por miedo a que tropiece y porque al verla así, de lejos, me parece aún más bonita que cuando la tengo cerca. No soy de muchas poesías, pero cualquier hombre que quiera al menos un poco sabe a lo que me refiero. Mirar a una mujer en nada se parece a abrazarla, porque en el abrazo están dos muy juntos y se tapa todo y en la distancia, al excluirse uno, parece de pronto la mujer a quien uno quiere como las cosas que se admiran de lejos”.

“La gente hace como que le importa mucho lo de los otros pero no me creo que sea verdad, ni aquí ni en ningún otro sitio. Tampoco creo que les importe a los curas, para ser sincero, ni me parece posible que Dios nos conozca a todos por el nombre. En fin, que cuando se trata de lo que un hombre lleva en el corazón o en la cabeza, no hay más que un hombre al que le importe, y por eso desde muy chico decidí no andar por ahí contándole mis cosas a nadie”.

“Y de la claridad se puede tener buena o mala opinión, pero es evidente que cuando es tan excesiva y se convierte en la única condición, engulle todos los secretos, todos los misterios y todos los deseos. Y de tanto verlo todo ya no quiere uno prestarle atención a nada”

Sergei Eisenstein -Octubre (Parte 3)

Comentando las anécdotas del rodaje, cómo se hizo y en qué consiste la película, voy a dar mi valoración sobre la misma.

Estamos ante una obra maestra de la historia del cine, y ante uno de los grandes directores de cine. Octubre es una película donde lo que destacan son las virtudes y ahora sabremos el porqué.

Esta película es la mejor película que se ha hecho sobre la Revolución de Octubre, es más mucha gente que ha visto las imágenes del Asalto al Palacio de Invierno las ha visto sin saberlo de la película de Sergei Eisenstein, su obra ha trascendido a lo largo del tiempo hasta tal punto que se asocian las imágenes de su película directamente con la Revolución, como si se hubiera filmado el mismo 25 de octubre de 1917, cuando en realidad, hablando jocosamente, los revolucionarios bolcheviques estaban más preocupados por el cambio de régimen y la prosperidad del proletariado ruso como para tener que hacerse “selfies” delante del Palacio de Invierno.

La película está ambientada en un contexto y ha sufrido el contexto histórico y políticos, estamos ante una obra maestra que pasó por la censura de la dictadura comunista de Stalin y aun así, con muchas escenas eliminadas, podemos saber cómo se desarrollaron los acontecimientos, a través de las imágenes y de las breves explicaciones de los fotogramas. Esto hace que el espectador no sea un simple ente pasivo y tenga que prestar atención a las imágenes, ya que prácticamente todas tienen un significado concreto y esencial para entender todo el conjunto. Por ejemplo: la crítica a la religión, a los traidores que son los del gobierno provisional y los que serían los blancos en la Guerra Civil, el ensalzamiento de Lenin y de todos los bolcheviques. El cine está subordinado a la Revolución Rusa y así es como se ha plasmado y ha quedado para la posteridad.

Resultado de imagen de eisenstein

Es un claro ejemplo de ser un precursor en propaganda política y como llevarla bien a los límites más insospechados. Esta película era la más vista en el mundo hasta la llegada de E.T el extraterrestre, ya que en la URSS y el China la veían obligatoriamente todos los habitantes.

La edición que he visto tiene una banda sonora magnífica, donde destacan las composiciones de piano de Mozart, y mi favorita es el Concierto para arpa y flauta K.299 el Andantino, justo en el momento en que hay un discurso menchevique y a continuación comienza el asalto al Palacio de Invierno.

El valor cinematográfico que tiene Eisenstein que todavía sigue estando presente, pequeños detalles como la escena de la escalera de Odesa en Acorazado Potenkim, la escena del caballo en el puente de Octubre, la elección de los actores, que pensemos que el que interpretaba a Lenin, era él de verdad y no un obrero sacado de Leningrado.

En definitiva una obra esencial para entender la historia, la propaganda política y para disfruta de un buen filme.

Sergei Eisenstein – Octubre (Parte 2)

Tras estas escenas, viene la escena en la que dentro de un Palacio Real de la dinastía Romanov, aparece Kerenski y su gabinete político. Eisenstein los denomina en la película: el dictador y sus lacayos zaristas. Aparecen todos los políticos del gobierno subiendo las escaleras del palacio, escena que se repite constantemente, y en la pantalla aparece un fotograma que se repite varias veces donde el director llama “traidores” a estos personajes.

Resultado de imagen de octubre sergei eisenstein

Después asistimos a otra escena donde se muestra a los bolcheviques como vivían y se organizaban en la clandestinidad, se produce aquí una escena muy curiosa a la vez que graciosa, y es que refiriéndose a Lenin, que estaba exiliado en Finlandia, ponen un plano en el que sale un montón de paja, al lado una hoguera con una cazuela sujeta de dos palos donde cocinar, y en el lago que hay están dos rusos remando en una canoa. El fotograma explica sobre esta escena que se trata de Lenin viviendo en una choza.

Vuelven de nuevo al Palacio, esta vez a la biblioteca del zar Nicolás II, Alexandr Fiadrovich un personaje al servicio de la familia real, firma una condena de muerte, que se aplicará a los bolcheviques en respuesta de los acontecimientos de julio.

Ahora viene el golpe de Estado de Korlinov, un militar de origen cosaco y de ideas monárquicas, más bonapartistas, y era ante todo un militar que estaba a favor de la permanencia de Rusia en la I Guerra Mundial.

A finales de agosto realiza una campaña de ataque a Petrogrado, el gobierno de Kerenski autoriza a los bolcheviques la defensa de la ciudad. En la película esta escena de ataque a Petrogrado se expresa con una botella que está dividida en 4 fragmentos que al unirnos añadiéndole la corona de la monarquía produce una explosión que es el equivalente al golpe de Estado.

En la película además se ve cómo protegen los bolcheviques la ciudad, inutilizando los ferrocarriles, y enfrentándose a soldados cosacos. El gobierno libera a muchos presos políticos, entre ellos a Trotski, consiguen defender la ciudad y aumentar su poder. La escena que se nos presenta en la película es que los dos grupos enfrentados, terminan yendo a un bar a bailar un vals en señal de reconciliación. Aparecen las octavillas bolcheviques con el lema: paz, pan y tierra. Además es muy curiosa la imagen que presenta Eisenstein con una cantidad numerosa de deidades o símbolos que tienen que ver con las diferentes religiones: Jesucristo, el diablo, Buda, figuras de la Prehistoria, figuras de deidades africanas y precolombinas. En una clara crítica a la religión.

Resultado de imagen de octubre sergei eisenstein

La imagen de la amnistía está reflejada en el pueblo ruso saliendo de las cárceles y yendo directamente a los arsenales para poder defender Petrogrado. El general Kornilov al final es arrestado y se ve en el fotograma: ¡Proletario, aprende a usar el fusil!

Tras la victoria contra el golpe de Estado, la influencia bolchevique crece notablemente hasta tal punto que las masas se radicalizaron y se adhirieron todavía más personas a la causa bolchevique, el 31 de agosto el soviet de Petrogrado era mayoritariamente bolchevique y el 30 de septiembre se elige a Trotski como el jefe del Comité de Petrogrado.

El 10 de octubre de 1917 el Comité Central Bolchevique decreta que se va a proceder a la insurrección armada.

En el II Congreso de los Soviets del 25 de octubre se procedería a la cuestión de poder, mediante el Asalto al Palacio de Invierno. La noche del 24 al 25 se prepara al asalto, la mañana del 25 de manda al buque Aurora para que tenga puestos los cañones en la ciudad: ya están preparadas las tropas del desembarco, el regimiento cosaco…

Resultado de imagen de kerensky octubre eisenstein

En el II Congreso de los Soviets se reunieron los delegados de diferentes partes de Rusia, venidos de Ucrania, de Siberia, de Krasnodor. A las 10 de la mañana del 25 de octubre había sido destituido el gobierno provisional. Envían los bolcheviques un ultimátum que no es respondido y se ponen al asalto. En la película suceden todos los acontecimientos comentados en estos dos últimos párrafos y se procede al asalto donde los revolucionarios entran por la puerta principal, por el sótano y arramplan con todo por delante.

Ya tomado el poder, aparece Lenin y dice la frase final con la que finaliza la película:

“La Revolución obrera y campesina, ha terminado”.

Resultado de imagen de octubre sergei eisenstein

Sergei Eisenstein – Octubre (Parte I)

Durante el año 2017 se conmemora el centenario de la Revolución Rusa, tanto la de febrero como la de octubre, que supuso la caída del zarismo, de uno de los grandes imperios europeos y que desembocó en la constitución del primer estado socialista de la historia: la Unión de República Socialistas Soviéticas (URSS). En este post, trataré la Revolución Rusa a través de la magistral película que hizo Sergei Eisenstein, titulada “Octubre”. Enlazaré escenas de la película con los acontecimientos históricos, es mi pequeño homenaje al cine y también a uno de los acontecimientos más trascendentales de la historia de la humanidad.

Resultado de imagen de octubre eisenstein portada

 

Ficha técnica.

Título original: Октябрь (Octubre).

Año: 1928.

Duración: 103 minutos.

País: URSS.

Director: Sergei M. Eisenstein, Gregori Aleksandrov.

Guión: Sergei M. Eisenstein, Gregori Aleksandrov. (libro: John Reed)

Música: película muda/ versión restaurada: Dimitri Shostokovich.

Fotografía: Edward Tissé (B&W)

Reparto: Vassilli Nikandrov, Vladimir Popov, Boris Livanov, Eduard Tissé, Nikolai Podvoisky.

Productora: Sovkino.

Género: Drama/ Cine Mudo. Revolución Rusa. Política.

 

Comentario de la película.

La película comienza con la imagen de una estatua imponente de un zar, el zar en cuestión era Alejandro III de Rusia, padre de Nicolás II. En la imagen se ve como un numeroso grupo de gente derriba la estatua. Esta escena representa la Revolución de Febrero de 1917 en la cual se produjo la revuelta popular y en Petrogrado, San Petersburgo, la revolución se inició con una huelga espontánea de los trabajadores protestando ante las constantes hambrunas y por la guerra.

Resultado de imagen de alejandro iii zar estatua

La siguiente escena trata de como el nuevo gobierno en el poder sigue manteniendo a Rusia en la I Guerra Mundial, una guerra totalmente impopular, de la que el pueblo no quería saber nada ya que estaba acabando con cada vez más rusos. Einsestein muestra en las imágenes las trincheras, los rudimentarios carros de combate que había en 1917, la situación de penuria de los soldados en el frente, las bombas que se estaban sucediendo.

En el fotograma en cirílico, traducido al castellano donde especifica lo que quieren decir los personajes y en cual situación se está en ese momento dice: “Todo sigue como antes: hambre y guerra”.

A partir de este discurso la película llega a la fecha del 3 de abril de 1917, nos encontramos en la Estación de Finlandia y aparece un personaje calvo, bajito, con un aspecto muy caucásico, las imágenes lo describen como: Él… Ulianov… Lenin. Se trata de Vladimir Ilich Ulianov, también conocido como Lenin. En ese momento está dando un discurso donde va a decir las palabras, que serán los objetivos y que estarán presentes durante toda la Revolución y también las veremos repetidas hasta la saciedad durante todo el filme:

Resultado de imagen de octubre eisenstein

“Abajo el gobierno provisional. ¡Todo el poder para los soviets! Socialista y no burguesa. Los ministros capitalistas no dan ni paz, ni pan, ni tierra”.

El momento que corresponde a este discurso, tiene que ver en la historia como se le ha conocido al decálogo de Lenin respecto a Rusia, la Revolución y la Guerra, las conocidas Tesis de Abril.

Tras las jornadas de abril, en la película aparecen imágenes de las jornadas de julio. En pleno contexto de la I Guerra Mundial en el exterior, iba aumentando en Rusia el sentimiento pacifista. En las calles de Petrogrado se iban sucediendo muchos mítines a favor de salir de la guerra, se palpaba en el ambiente que pronto llegaría una sublevación, se produjo una insurrección espontánea, donde los mismos bolcheviques sabían que era actuar con mucha precipitación ya que sólo tenían poder en Moscú y Petrogrado: los bolcheviques mandaron realizar una manifestación pacífica.

Resultado de imagen de octubre eisenstein

Esta manifestación fue duramente reprimida, en ella participaron además de los obreros, muchos soldados que habían desertado de la I Guerra Mundial y que no querían regresar al frente. En la película se muestra muy bien como los cuerpos del Estado reprimen la manifestación, asesinan unos cuantos obreros y cogen detenidos a otros tantos, es muy curiosa la imagen del caballo que se queda colgando del puente, cuando las autoridades ordenan levantar los puentes para dejar incomunicados los barrios de las afueras, llenas de obreros, con el centro de la ciudad.

Resultado de imagen de octubre eisenstein

Las consecuencias de esta jornada se hicieron notar en la cúpula bolchevique, los periódicos de esta ideología fueron prohibidos, en la película muestran montones de periódicos arrojados al mar, además que encarcelan a Trotski y Lenin tuvo que huir a Finlandia para que no le atrapasen.

Pulp Fiction

El día 3 de septiembre de 2016 tuve el placer de ser invitado al podcast “No hay cine sin palomitas” http://www.nohaycinesinpalomitas.com/ para hablar sobre la película de Quentin Tarantino “Pulp Fiction”. En un ambiente distendido y ameno analizamos la película entera, con todas las curiosidades, sucesos y anécdotas que hay en y alrededor de ella.

Resultado de imagen de pulp fiction  Dejo aquí el enlace del programa y recomiendo la escucha de este Podcast, para todos los amantes del cine en general. Además de dar las gracias a Bárbara, Fernando y Tom por la invitación y por lo divertida que fue la velada.

https://www.ivoox.com/player_ej_12772216_4_1.html?c1=ff6600